Wizards Tourney – Análisis (PS4)

Un grupo de magos se abaten en un divertido duelo, con el único objetivo de encontrar al mago más poderoso del mundo. Esa es la premisa que nos presenta Wizards Tourney, un juego desarrollado por el estudio malagueño A Bonfire Of Souls, bajo la iniciativa de Playstation Talents.

Este juego ya lo pudimos ver en Steam, el pasado año. Ahora, ha salido en nuestras consolas PS4, dispuestos a cautivarnos y hacernos pasar un rato muy agradable, con 7 disparatados y locos minijuegos, acompañados de 12 magos de todas partes del planeta.

Wizards Tourneyes un juego tipo Party, con unas mecánicas muy básicas, pero efectivas. Puedes jugarlo en solitario, compitiendo contra unos bots, controlados por la máquina, o en compañía de unos amigos en multijugador local, que es la opción más recomendable ya que te sacará unas cuantas risas, unos cuantos codazos y muchas horas de diversión en buena compañía.

Comencemos por el principio, tenemos un plantel de personajes muy diverso y disparatado. Desde un nativo americano, hasta un hechicero chino, los cuales son claramente reconocibles, y muy divertidos. Consiguiendo crear unas caricaturas muy simpáticas. No tenemos ningún personaje reconocible, vienen todos del imaginario de los desarrolladores.

Técnicamente, el juego, aunque es algo muy sencillo, no deja de ser bonito. Tenemos unos gráficos y animaciones tridimensionales, que, sin llegar a ser algo pretencioso o magistral, hacen que el juego sea agradable para la vista, teniendo un juego bonito y simpático.

Los controles son de los más sencillo, todos los minijuegos, se controlan con el joystick izquierdo y el boton “X”, eso facilita el modo de juego que se define como “mando compartido”, en el cual, dos jugadores pueden jugar en un mando, pasando a controlar, uno de ellos, a su personaje con el “L1” y joystick izquierdo, y, el contrincante con “R1” y Joystick derecho, eso facilita, el gran aliciente de este juego, el multijugador local.

En cuanto al apartado sonoro, todo el rato nos acompaña una música sencilla y divertida, sin llegar a ser molesta en ningún momento. No es lo que más destaca en todo el juego, pero si te paras a escucharla, puede resultar agradable. 

Ahora pasamos a analizar, lo más importante, los minijuegos. Nos presenta un catálogo bastante corto, aunque no por ello menos divertido. Estamos frente a 7 minijuegos, cada uno más disparatado que el otro, pero que pecan de basarse en las mismas mecánicas siempre. Un jugador debe de coger algo, y el resto de jugadores arrebatárselo. Vamos a hacer un repaso de todas las opciones jugables del título:

  • Pot A Potion: Consiste en crear una poción, echando los materiales del color que ellos te indican. A su vez, puedes fastidiar la poción de los otros, echando colores diferentes a los que les marca a los rivales. Incluso, tienes la opción de convertirlos en ovejas o tirarles un ladrillo a la cabeza. Es un minijuego bastante divertido, que puede causar más de una pelea entre los amigos.
  • Ice Slide: Este modo, se trata de echar a los contrincantes de una pista de hielo, que, poco a poco, va desapareciendo. Cada vez aparecen obstáculos, contra los que estampar a tus enemigos. Este minijuego ha sido de lo más divertido, nos consiguieron sacar muchas risas, y convertirnos en unos verdaderos maestros del derrape sobre hielo.

  • Dragon Eggplosion: Este fue, sin duda, el minijuego estrella en mi noche con amigos. Se basa en quitarle los huevos a un enorme dragón, evitando sus bolas de fuego, y lo que te puedan tirar tus contrincantes. Consigue crear momentos muy divertidos y disparatados.
  • Ray Frai: Este minijuego se basa en conseguir orbes, en un espacio muy reducido, y en quitarles los suyos al resto de magos, teniendo la dificultad, de que unos láseres estarán fastidiando en todo momento. Este minijuego, sin llegar a ser el que más destaque, si que crea una opción muy competitiva.
  • Totem Temple: Este es sencillo, crear torres de tres bloques, evitando que tus amigos las completen. Puedes tirárselas, o completarlas tú (si alguien pone dos bloques, tú, le pones el tercero, y te quedas con sus puntos). Un minijuego muy divertido y rápido, siendo de los mejores, más diferentes y completos que ofrece el título.

  • Mad Lab: Nos adentra en una especie de partido de futbol. Tenemos que meter una bola de energía, en la portería de nuestro color. Este fue el que menos nos gustó, siendo un tipo de juego demasiado rápido y caótico, en ocasiones, no sabías donde estaba tu personaje.
  • Pumpkin King: Para finalizar, tenemos un minijuego, que cosiste en ponerte una calabaza en la cabeza, y evitar que tus compañeros te la quiten. Tiene el aliciente, de que con el tiempo, la calabaza se pudre, entonces, debes de dársela a otro mago, o te quitará poco a poco puntos. Este fue otro modo, que nos dio muy buenos momentos, consiguiendo ser uno de los que más rejugamos.

Como conclusión, estamos frente a un título, que no es el más completo de su género, pero no por ello menos divertido. Es un juego sencillo y minimalista, que nos hará pasar grandes tardes de juego con los colegas. Ese es su gran aliciente, pues el juego en solitario se puede hacer aburrido, y no disfrutarás de los grandes momentos que nos ofrece.

El juego, está a un precio de 9,99€, tanto en Steam como en PlayStation Store. Lo podemos adquirir de forma bastante asequible, y nos hará pasar grandes momentos con su gran multijugador local, el cual nos conseguirá sacar unas risas, y momentos muy bonitos con nuestra familia y amigos.

 

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…