aventrura

Bloodstained: Ritual of the Night – Análisis PS4

Algo que muchos desconocen es que durante más de quinientos años la azotea del Castillo de Komine dominó la silueta de la ciudad de Shirakawa, como una fornida fecha que apuntaba a los cielos. El castillo fue destruido en 1868, incendiado durante la Batalla de Aizu; y exactamente cien años después del sangriento asedio nació Koji Igarashi. Para el joven Koji, que miraba con curiosidad las ruinas desde la ventana de su dormitorio, el atractivo del castillo no estaba en los secretos históricos que se escondían en el subsuelo, sino en las aventuras que se podían encontrar entre sus escombros.

Cuando era un adolescente, sus padres le regalaron una cámara de vídeo barata. Ese fue el empujón que necesitaba para adentrarse en las ruinas del castillo y filmar todo lo que vio. Volvería allí casi todas las mañanas, cada vez adentrándose un poquito más en su misterioso interior. Pero no sería la última vez que

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…