Rune Factory 4 Special – Análisis

Es bastante común en la industria de los videojuegos que se hagan anuncios y grandes lanzamientos, llenos de publicidades y trailers para promocionar los juegos más destacados de las compañías desarrolladoras.  Grandes eventos, publicidad por todos lados, las redes sociales explotan con la salida de juegos que la comunidad durante meses e incluso años lleva esperando. Y luego tenemos otro tipo de títulos, que pasan más desapercibidos y sin tanta promoción, que por ahí mencionan al pasar en alguna presentación o Nintendo Direct de forma bastante rápida y escueta, y que sorprende cuando uno lo descubre porque nos encontramos con verdaderas joyitas poco conocidas.  Este es el caso de Rune Factory 4 Special, título lanzado recientemente para Nintendo Switch y que estaremos analizando.

Rune Factory 4 es un juego que fue originalmente lanzado en Japón a mediados de 2012 y luego en occidente a finales del 2013 para la Nintendo 3DS.  Se trata de la cuarta entrega como su nombre lo indica, de la franquicia Rune Factory, serie de juegos ARPG (juego de rol con acción en tiempo real) mezclado con un farming simulator o simulador de granja.  Para los conocedores del género de juegos de granjas sería algo así como un Harvest Moon, Stardew Valley, o “la granjita de Facebook”, pero mezclado con elementos de RPG de acción en donde combatiremos enemigos, tendremos mazmorras y cuevas que explorar y jefes que derrotar.  Parece un poco descabellado el hablar de dos géneros tan distintos en un mismo juego, pero esa es la propuesta y lo original que lo hace justamente a Rune Factory 4 Special, versión renombrada para Nintendo Switch.  

Ya en el juego controlaremos a un personaje masculino o femenino de acuerdo a nuestra elección, al cual le podremos poner nuestro nombre y que se encuentra viajando en una especie de dirigible hacia la ciudad de Selphia.  La nave es atacada por enemigos que nos dejan inconsciente y en consecuencia, con amnesia. Una vez que caemos literalmente en Selphia conoceremos a la deidad del lugar, un dragón simpático y algo infantil llamado Ventuswill que nos dará la bienvenida y, luego de algunos malos entendidos, nos invitará a quedarnos y formar parte del pueblo.  Si bien la historia no es la más original (amnesia, en un RPG), es acorde a lo que plantea el juego. La idea es que tomemos a Selphia como nuestro nuevo hogar y que seamos libres de hacer lo que queramos. Y el juego se encarga de guiarnos con un humor inocente mezclado entre tierno y especial, y a su vez de darnos mucho, pero mucho por hacer.

Para empezar, podremos tener nuestra granja donde cosecharemos alimentos que podremos consumir para obtener y subir experiencia, o vender y comprar accesorios.  A medida que vayamos haciendo dinero encontraremos más oportunidades para realizar más actividades, podremos comprar elementos de cocina para preparar nuestros propios platillos, también nos darán la posibilidad de comprar hornos y máquinas para crear armas y accesorios de batallas, podremos conseguir más herramientas y materiales para lograr mejores cosechas, las posibilidades son muchas.  Y a su vez podremos irnos haciendo amigos y relacionándonos con los diferentes personajes del pueblo, cada uno con sus personalidades bastante marcadas y aún así para nada unidimensionales. A medida que vayan creciendo nuestras relaciones y a su vez pasando el tiempo, se van a ir desencadenando eventos secundarios y autoconclusivos que nos mostraran más de la personalidad de los habitantes de Selphia, y ahí es donde verdaderamente podremos ver las motivaciones y los distintos trasfondos de cada uno de nuestros vecinos.  Incluso podremos formar nuestra propia familia.

A su vez, tendremos la oportunidad de embarcarnos en diferentes aventuras relacionadas con la historia principal del juego, donde podremos ir a mazmorras y/o cuevas repletas de monstruos a quienes derrotar.  Para ello nos vamos a proveer con los materiales que pudimos conseguir, para pelear las armas y accesorios que pudimos conseguir por misiones secundarias, o hacer por nuestra cuenta, o comprar en la tienda. Si bien el sistema de combate es bastante sencillo, es lo suficientemente variado como para entretenernos en nuestras misiones.  Para recuperar energía tendremos que comer los platillos que nosotros mismos preparamos, o incluso verdura que nosotros hayamos cosechado, encontrado, o comprado en alguna tienda. Y también podremos ir pidiéndole ayuda a los vecinos que nos acompañen en nuestras campañas, cada uno con sus determinadas características y habilidades que nos serán muy útiles para derrotar a los enemigos más fuertes.  Es así como poco a poco vemos cómo se entrelazan estos dos géneros que parecen tan diferentes y a la vez de forma tan natural, dándonos una libertad enorme y un abanico de posibilidades inmenso en cuanto a cómo encarar nuestra aventura.

Al igual que este tipo de juegos de farming simulator o simulador de granja, tendremos eventos marcados en un calendario a los cuales podremos asistir, como competencias de pesca, de comida, de esquilado, entre otros.  También podremos tener animales en nuestra granja los cuales tendremos que hacernos amigos para poder llevarlos a nuestra morada. Una vez hecho esto, tendremos que subir nuestro nivel de amistad para que nos pueda ayudar con tareas rutinarias en la granja, y también nos darán materia prima como leche y lana.  Con respecto a nuestra habitación podremos expandirla, decorarla, ir acomodando muebles y decoraciones que nos ayudarán en nuestras tareas diarias como cocinar, hacer faenas y construir muebles y/o armas y accesorios. También podremos ir expandiendo diferentes habilidades, haciendo crecer nuestros niveles, y así lograr mejores resultados en lo que decidamos crear.  Tendremos misiones secundarias y objetivos diarios que podremos ir destrabando o no de acuerdo a lo que decidamos hacer, así como también nos avisaran de los cumpleaños de nuestros vecinos y amigos para que podamos darles regalos y así hacer crecer la amistad de acuerdo a sus gustos, los que deberemos ir descubriendo de acuerdo a las pistas que nos van dando. El juego está repleto de contenido para que juguemos durante cientos de horas.

En esta ocasión nos encontramos con la versión llamada Rune Factory 4 Special para Nintendo Switch que trae gráficos HD, nuevas cinemáticas y algunos agregados adicionales como un modo adicional llamado  Newlywed Mode que sería un modo secundario una vez que contraes matrimonio con alguno de los habitantes del pueblo. A pesar de todos estos cambios, lamentablemente en cuanto a lo técnico de los gráficos se ve bastante anticuado.  A nivel artístico es hermoso y nos encontramos con la versión más bella de este título, pero en los detalles es en donde se nota que estamos hablando de un juego que ya lleva más de 7 años en el mercado. Muchos polígonos, en especial en los animales y los enemigos, líneas bastante duras y poco sutiles, es en donde se nota que ya el juego ha recorrido un largo trayecto.  No es algo que llegue a ser un problema pero es algo que llama la atención. Otro factor importante a tener en cuenta es que el juego no cuenta con subtítulos en español.

En conclusión, Rune Factory 4 Special es una nueva joyita de Nintendo Switch.  Un juego con gran contenido, un gameplay fascinante y adictivo, y con tanta libertad y opciones variadas para dedicarle cientos de horas.  Es de esos juegos que te recomienda un amigo o algún conocido puesto que tal vez no hayas oído hablar mucho de él, pero una vez que lo conocés y lo jugás no lo podrás dejar.

El juego esta disponible en la Store de Argentina:

https://store.nintendo.com.ar/rune-factory-4-special

Análisis
  • Rune Factory 4 Special
    Una joyita escondidaVeredicto

    Es bastante común en la industria de los videojuegos que se hagan anuncios y grandes lanzamientos, llenos de publicidades y trailers para promocionar los juegos más destacados de las compañías desarrolladoras.  Grandes eventos, publicidad por todos lados, las redes sociales explotan con la salida de juegos que la comunidad durante meses e incluso años lleva esperando. Y luego tenemos otro tipo de títulos, que pasan más desapercibidos y sin tanta promoción, que por ahí mencionan al pasar en alguna presentación o Nintendo Direct de forma bastante rápida y escueta, y que sorprende cuando uno lo descubre porque nos encontramos con verdaderas joyitas poco conocidas.  Este es el caso de Rune Factory 4 Special, título lanzado recientemente para Nintendo Switch y que estaremos analizando.

    Lo bueno y lo malo
      • Lo bueno
        • Excelente título con impresionante cantidad de contenido y cientos de horas para jugar
        • Dos géneros diferentes mezclados exitosamente en un solo título
      • Lo malo
        • Gráficos algo anticuados.
    Ingresar
    Cargando…
    Regístrate!

    New membership are not allowed.

    Cargando…