Monster Energy Supercross 3- Análisis (PS4)

Los amantes de las dos ruedas y de los deportes de motor en general en estos últimos años están de enhorabuena, ya que están pudiendo disfrutar de su ración de deporte virtual. En esta ocasión la veterana desarrolladora italiana Milestone, que ha estado detrás de juegos de velocidad como Moto GP, MXGP o Gravel, nos trae Monster Energy Supercross 3 para que demos gas a fondo para encontrar los límites de los circuitos. Milestone lanza una nueva entrega de sus simuladores, esta vez le toca el turno a Monster Energy Supercross 3  y como novedad los jugadores podrán unirse a los equipos oficiales en el modo trayectoria.

Monster Energy Supercross 3  es el título oficial de la Monster Energy AMA Supercross series y se nota desde el primer momento. Por hacer una comparación sencilla, es el FIFA de los juegos de Supercross. Tendremos todos los estadios, las motos, las marcas, patrocinadores y pilotos que participan en la competición. Yamaha, KTM, Dunlop, Oakley, son algunas de las marcas oficiales que nos encontraremos y de las que podremos ir consiguiendo nuevas motos o complementos. Un paraíso para los seguidores de este deporte, porque el detalle con el que ha recreado la competición Milestone es admirable y se nota nada más encender la consola.

Monster Energy Supercross – The Official Videogame 3_20200130185142

Una vez metidos de lleno en la competición oficial tenemos opciones para un solo jugador u online. Entre las de un jugador podemos afrontar carreras individuales, contrarreloj, campeonatos, modo libre,o lanzarnos al modo en el que pasaremos más tiempo: el modo trayectoria. Todos estos modos son disfrutables en cualquiera de las 3 categorías oficiales de la competición: 250sx East, 250sx West o 450sx. Son las categorías en las que se divide la competición por centímetros cúbicos, y se ha hecho un buen trabajo con las físicas y la gestión de los pesos en las distintas categorías.

El modo trayectoria es el alma del juego y donde nos vamos a sentir de verdad como un piloto de Supercross. Todo empieza creando nuestro personaje pudiendo incluso elegir a una mujer, con una variedad de caras suficientemente amplia y eligiendo nuestro nombre, nuestro dorsal de entre los que están disponibles y los patrocinadores. Recibiremos  ofertas en función de nuestra pericia en la primera carrera de prueba.

Cualquiera de las actividades realizadas en carrera y durante el entrenamiento nos va a dar puntos de experiencia para ir subiendo de nivel y moneda del juego con la que comprar nuevos complementos para mejorar nuestra moto.

Los comentaristas, presentan la carrera en una breve cinemática y los 21 corredores aparecen en la parrilla de salida. La climatología cambiará en las pistas y con estas el estado del barro. De verdad que, aunque no innove nada con respecto a modos carrera de juegos de otros deportes, me ha sorprendido la profundidad y lo entretenido que ha hecho Milestone empezar con un corredor desconocido en la Supercross series y hacerlo escalar hasta lo más alto.

Las carreras online funcionan como eventos individuales a los que te unes en partida rápida o puedes crear con las características que a ti te apetezca. También existen unos minijuegos, eliminación, en el que se suman puntos en función de la posición que tengamos cuando acaba una cuenta atrás; punto de control,  en este minijuego tendremos que ir consiguiendo llegar a los puntos de control antes de que el tiempo se agote y llegar primero a la meta; por último tenemos Búsqueda del tesoro, buscaremos el tesoro con ayuda de sonido y vibración del mando y ganaremos si tenemos más tesoros que los demás o alcanzamos hasta un número determinado de ellos.

Pero todos estos modos y opciones no serían disfrutables sin un buen gameplay. El esfuerzo gráfico que se ha hecho con el motor gráfico se ha visto igualado por unas excelentes sensaciones a la hora de subirte en la moto y empezar a rodar. La moto reacciona a cada bache o hueco en la pista, vuela de forma distinta según afrontemos el salto y será capaz de hacer un derrape perfecto o tirarnos al suelo si vamos pasados de rosca. El tutorial nos va a enseñar los controles básicos y nos guiará en cómo afrontar los saltos pero como de verdad vamos a ir cogiendo experiencia y aprendiendo nuevos trucos es en la pista. Al principio, como jugador que no es gran conocedor de la competición, comprendí que en las carreras de Supercross no prima la velocidad sino más bien el ritmo, y para esto me sirvió mucho una ayuda en forma de líneas de trayectoria que puedes activar y que te indica la mejor forma de ir fluyendo entre los saltos. También  nos ayudará la inclusión del rewind, rebobinado en castellano, en el que podremos retroceder en el tiempo para poder arreglar un desastre puntual, en un salto en una mala entrada en la curva.. Cuando ya tengamos todo más o menos controlado, hay una profundidad enorme en la personalización de las mecánicas de nuestras motos. Los frenos (delantero y trasero), la amortiguación, ruedas la forma en la que desplazamos los pesos… todo es personalizable a distintos niveles para hacer la experiencia los más real posible y que nos sintamos cómodos conduciendo para arañar segundos al reloj.

El juego también incluye un variado editor de pistas para dar rienda suelta a nuestra imaginación y diseñar la pista de nuestros sueños. Un agradable añadido que, aunque no lo usarán la mayoría de jugadores, es bueno que esté disponible.

El título ha sido analizado en una PS4 Pro en la que no ha habido ningún problema técnico ni  hay caídas de imágenes por segundo, Gráficamente el juego es sorprendente y está en un nivel de detalle magnifico, y como decíamos exprime su motor gráfico de una manera notable. La recreación de las pistas originales es espectacular y cómo le afectan las condiciones climatológicas e incluso el paso del tiempo en la carrera, va a hacer que tengamos la sensación de estar corriendo en una pista totalmente distinta. Las escenas de introducción podrían ser más variadas y personificadas para cada piloto, pero en realidad nos las saltaremos cuando hayamos disputado unas cuantas carreras. Incluye la posibilidad de alternar entre varias cámaras con distintas lejanías en la tercera persona, una cámara en primera persona y otra que simula la vista de un piloto real dentro del casco. La dificultad se eleva para mi gusto en las cámaras en primera persona. La banda sonora es frenética durante las carreras, con un estilo rock and roll, y las motos tienen un sonido bastante original. La pena es que los comentaristas, aunque sólo estén en inglés, no nos acompañen durante toda la carrera y sólo hablen en la introducción.

Al igual que en su anterior entrega siguen existiendo tiempos de carga realmente largos, que lastran el resultado total del juego, provocando que los deseos de una partida rápida se diluyan durante las cargas, siendo este su mayor error que es fácilmente perdonable pensando en la diversión que nos ofrece el título.

En conclusión, una grata sorpresa para los amantes del Supercross y la velocidad en general. Aunque el juego se centre en una competición tan específica dentro del motociclismo, la variedad de modos, de escenarios y el uso de las licencias oficiales hace que no se haga repetitivo y queramos superarnos y mejorar nuestro personaje.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…