One Finger Death Punch 2 – Análisis

Sobre One Finger Death Punch 2 – Análisis

Para los amantes de los viejos juegos de flash encontrarse con la estética de One Finger Death Punch 2 es algo muy memorable. Esas animaciones de palos moviéndose con una velocidad a la que solamente veíamos a Goku o Seiya en sus animes era algo atrapante y sobre todo satisfactoria. Aquí tenemos la segunda entrega de un juego que salió hace unos años en Xbox 360 y que realmente ha sido un juego sólido, simple y sumamente adictivo aún con su premisa repetitiva.

Pero para aquellos que no hayan probado su lanzamiento original, debo decir que aquí tenemos un juego totalmente original que logra dejar a su predecesor obsoleto. El contenido es amplio, lleno de cientos de niveles, más de veinticuatro habilidades especiales, incontables de cientos de movimientos de diferentes artes marciales y un nivel cinemático lleno de violencia, sangre y figuras de palitos volando por todos lados con la simpleza de dos botones. Porque a fin de cuentas el juego busca la simpleza, pero no por eso la facilidad ya que la frase “luchador de dos botones” viene con muchas horas de frenetismo y adicción.

Pero antes de ser un aspirante a el dedo de la muerte deberemos pasar por una larga pero rápida cantidad de tutoriales para entender las mecánicas correctamente. Lo básico es saber que si los enemigos vienen de la derecha debemos apretar el botón derecho y viceversa si llegan de la izquierda deberemos apretar el izquierdo. Bajo esta premisa hay cosas para entender, practicar y dominar para poder continuar sin ser golpeados o sin fallar nuestro ataque dejándonos expuestos. El juego se encarga de que aprendamos, One Finger Death Punch 2 no es un juego para apretar botones al azar, la precisión es esencial al igual que las artes marciales para atinar el golpe justo y no múltiples en cualquier dirección.
Bajo nosotros tendremos un indicador que marca nuestro rango, fuera de eso erramos y dentro acertamos el daño letal. Si bien hay muchas veces que no es del todo preciso debido a la velocidad con lo que van las cosas, a medida que hagamos combos el área se expande para lograr evitar el falso positivo e incluso re ralentiza unas milésimas de segundas para que acertemos ataques continuados. Es verdad que el juego quiere que ganemos, pero no nos entregará la victoria en bandeja, nosotros tendremos que aprender a conseguirla.

Pero las manos no serán nuestras únicas armas. A medida que avancemos se nos presentarán nuevas y mejores armas, la mayoría solamente para mostrar algo nuevo con lo cual matar ya que tienen el mismo impacto que nuestros puños. Pero algunas como una espada láser o la motosierra tendrán el potencial de liquidar de un golpe no importa el enemigo, ya que estos últimos también vendrán en diferentes formas y dificultades.

Sucede que One Finger Death Punch 2 no solo lanzará a nosotros enemigos uno detrás de otro como si nada, bueno, sí, en general va a ser así, pero los enemigos no serán todos lo mismos, algunos van a esquivar o se van a saber defender cierta cantidad de golpes, por lo cual un combate termina siendo un juego rítmico para saber cuántas veces pegar, hacia donde dirigir el golpe y no fallar en el camino para no morir.

Otro enemigo/aliado que tendremos serán las armas. Todo lo que nos disparen o lancen ya sea munición o arma podremos re-utilizarlo, redirigirlo o esquivar para que después llegue a la cabeza de otro enemigo. Un apartado que me pareció super inteligente y desafiante ya que será algo de lo que tendremos que estar pendientes a la vez que pensamos como usarlo a nuestro favor.

Creo que uno de los apartados más importantes del juego es la velocidad. Un juego comienza en velocidad 1, según nuestro rendimiento y aprendizaje el juego puede, si es que nosotros no lo queremos hacer de manera manual, ir aumentando o disminuyendo entre niveles a la vez que vamos ganando o perdiendo. A la vez, en medio de las partidas cierto enemigo irá aumentando esta velocidad con la cual las oleadas se acercan a nosotros. Pronto el cambio se siente y se nota básicamente en nuestro control, los botones se deben presionar más rápido y ese breve microsegundo de acción se vuelve cada vez menos recurrente. Al final todo se reduce en que tanto apreciamos el amor por la cafeína, ya que al final, en ciertas velocidades no entiendo de qué manera alcanzar a responder.

Después de los detalles del tutorial, One Finger Death Punch 2 se encarga de darnos mapas con decenas de niveles conectados por una red para ir avanzando. Que tan lejos queremos llegar depende de nosotros. Cada nuevo destino está indicado con su tipo de combate. En algunos deberemos arreglarnos con todo lo que tengamos a mano, en otros usando cierta arma, matando con cierta arma, esquivando proyectiles, no pasar cierto límite, matar de cierta forma entre otros. Todos estos modos buscan no aburrir con su “simplicidad”, pero todo mantienen la fórmula demasiada arraigada como para que evitemos aburrirnos de su monotonía en cierto punto. Pero no debido a su estilo sino a la inmensa cantidad de niveles para llegar a un final no tan espectacular como su resultado en gameplay, a algunos jugadores puede parecer demasiado a otros no, todo depende de la persona. Pero lo que cualquiera va a compartir es la sensación al terminar un nivel, hacerlo de manera tan perfecta o con tantas oportunidades al alcance de dos botones genera una satisfacción realmente única.

Pueden sentir la emoción de todas las peleas habidas y por haber en el juego en mi canal de Twitch. Lo estuvimos transmitiendo y mostrando de principio a fin logrando 5 estrellas en todos los niveles. 

Ver One Finger Death Punch 2 desde MastropGM en www.twitch.tv

Lo que arranca pareciendo un simple juego de flash con gráficos simples y una banda de sonido acorde termina siendo un título con enormes posibilidades y con una variedad de contenido impresionante. Su árbol de habilidades, niveles, personalizaciones, armas y posibilidades deja la clara idea de que aquí hay mucho trabajo de fondo a diferencia de lo que se aparenta. Su simplicidad crea una inmersión para nuestros sentidos impresionante. Ser el luchador en One Finger Death Punch 2 es seguridad de encontrar desafíos, satisfacción y un espectáculo raramente sorprendente.

Avatar
Author Details
Sorry! The Author has not filled his profile.
Análisis
  • Veredicto
    RecomendadoVeredicto
    Ingresar
    Cargando…
    Regístrate!

    New membership are not allowed.

    Cargando…