Dirt Rally 2.0 – Análisis

Sobre Dirt Rally 2.0 – Análisis

Codemaster decidió plasmar la esencia de los rallyes en DiRT 2.0. Prometió a los más fans de la disciplina, famosa por su dureza y crudeza, poder experimentar de primera mano lo que un piloto siente al volante de uno de estos coches tan espectaculares. La tarea no era sencilla, y mucho menos después de haber puesto un listón tan alto con DiRT Rally.

Tres años han pasado desde esa primera edición y parece que la hoja de ruta estaba clara: quedarse con las partes que mejor funcionaron, mejorar la simulación, apostar por el online y, sobre todo, escuchar a la comunidad.

Y todos estos deseos han terminado desembocando en uno de los lanzamientos más esperados por los seguidores de la conducción y los videojuegos. La espera ha terminado.

En DiRT Rally 2.0 podremos conducir en algunas de las localizaciones más míticas de la historia de los rallyes, como pueden ser Argentina o Australia, pero también encontramos nombres tan populares a día de hoy como Polonia y Cataluña. A esas 4 localizaciones hemos de sumar Nueva Zelanda y New England (EEUU) para terminar de componer estos 6 rallyes donde cada uno tiene su característica principal. Destacamos que todos los tramos son reales y cuidados con mucho detalle, donde los más asiduos a la disciplina podrán encontrar muchas referencias. Las ubicaciones se componen de dos tramos largos, que también se dividen en partes más cortas, al igual que nos encontrábamos en la primera edición.

Lo más interesante que hemos encontrado en este aspecto es la modificación y desgaste de la pista dependiendo de tu posición de salida en los campeonatos, haciendo que esto sea clave para sentirse cómodo. También a destacar es que en este videojuego Codemaster no ha incluido el generador de tramos que había metido, por ejemplo, en DiRT 4.
Además de los rallyes, podremos disfrutar de los circuitos de Rallycross, también reales y de los que dispondremos de 8 localizaciones diferentes. Se trata de una disciplina completamente distinta pero que nos hará poner al límite nuestra conducción donde competiremos contra más coches en pista.

Las condiciones meteorológicas que nos podremos encontrar a la hora de jugar no son variables durante el transcurso de la prueba (no sería lo más justo, aunque en la realidad muchas veces ocurre). Aun así, podemos pilotar durante el día, atardecer, anochecer y noche, teniendo en cada una de ellas variables climatológicas que van desde despejado hasta lluvia torrencial, pasando por nublado.

Cuando hablamos de esta disciplina del automovilismo sabemos que se trata de un trabajo en equipo donde es tan importante el piloto como el copiloto. Una nota errónea puede dejarnos fuera del rallye, tanto en la realidad, como en el videojuego. En ese aspecto, el sistema de notas está en la mayoría de los rallyes depurado, pero sin duda se puede mejorar ya que las categorías de los coches son muy dispares y no en todas acaban encajando. Podría desarrollarse otro sistema numérico para que no dependamos tanto del tipo de montura que llevemos en ese momento. Si vamos a velocidades altas, es posible que el copiloto tarde en decirnos la curva que está por venir, y no nos dé tiempo a frenar, obligándonos a estudiarnos de memoria los tramos.

El apartado gráfico es uno de los que más mejora han experimentado con respecto a la edición anterior. Brillos y reflejos mucho más realistas que no sumergen en la experiencia. El volumen de objetos en el tramo se ha incrementado considerablemente y el sistema de luces y manchado de los coches es algo que también ha mejorado mucho.

Algo que preocupaba mucho a la comunidad eran las físicas de los coches. Podemos experimentar mejoras considerables en todo tipo de vehículos con respecto a la primera edición. Donde más mejora se aprecia es en el modo en el que los coches se deslizan por la tierra, y también en el momento en el que se está en el aire. Ahora sí que sigue una trayectoria realista de cara al aterrizaje y por ello puedes controlar mucho más la conducción y no tener que depender de la suerte. No cabe olvidar que este apartado ha sido desarrollado con el apoyo de Jon Amstrong, piloto inglés de rallyes que llegó a participar en el WRC a los mandos de un Ford Fiesta R5. Amstrong ha volcado toda su experiencia en el mundo real para traer al mundo virtual cada ápice de su experiencia.

La lista de coches disponible es amplia y variada. Tendremos un total de cincuenta vehículos con los que no nos dará tiempo a aburrirnos. Son coches reales de diferentes épocas y clases, aunque hay alguno que no termina de encajar para los más puristas (como alguno de los RGTs que se han incorporado, que no se han visto nunca en un tramo de rallyes y a duras penas podrían incorporarse en el mundo real). Cabe destacar las diferentes clases que sí podemos encontrar en el campeonato del mundo, a excepción de la clase reina, los llamados World Rally Cars, que por derechos no pueden incluirse en este título (aunque en algún dlc ya se han anunciado algunos coches de esta categoría que si bien no serán actuales se englobarán dentro de la categoría “Rally”). Sobre los diseños, en este caso, son predefinidos y no se pueden customizar.

El menú principal se divide en los apartados Mi Equipo, Juego libre, Tienda y Opciones y Extras. En Mi Equipo podremos disfrutar de lo que podríamos considerar el modo carrera tanto en Rallyes como en Rallycross (que, no olvidemos, en esta disciplina disponemos de la licencia oficial FIA tanto para coches como circuitos) y también desafíos online diarios, semanales y mensuales, donde nos podremos medir a los mejores de un modo multiplataforma; también podemos ver nuestro garaje, donde adquiriremos, venderemos y mejoraremos nuestros coches, y Plantilla, donde podremos gestionar de un modo muy completo nuestro equipo de carreras.

En el apartado Juego libre tenemos la opción de participar en Rallyes históricos, pruebas de Rallycross, contrarreloj con las variantes que nosotros queramos o a medida, donde crearemos un campeonado para poder competir con nuestros amigos de un modo online.

Lo que podríamos sin duda decir que ha caracterizado a CODEMASTERS en este título es su continua conversación con la comunidad. Gracias a eso podemos hablar de las nuevas novedades que vendrán en las próximas temporadas (como el modo VR tan pedido desde el anuncio de DR2.0, o la inclusión de nuevos coches). Otro punto a destacar en el contenido que está por venir en los próximos dlcs son algunos de los rallyes que ya pudimos encontrar en la primera edición de Dirt Rally, como Montecarlo, Suecia o Alemania.

Y no se quedarán ahí, ya que prometen hasta 3 nuevas localizaciones en cada nueva expansión. Estos contenido podrán adquirirse gratis en caso de haber reservado la edición Deluxe o como dlc’s individuales.

Avatar
Author Details
Sorry! The Author has not filled his profile.
Análisis
  • Dirt Rally 2.0
    ContinuistaVeredicto

    Lo que podríamos sin duda decir que ha caracterizado a CODEMASTERS en este título es su continua conversación con la comunidad. Gracias a eso podemos hablar de las nuevas novedades que vendrán en las próximas temporadas (como el modo VR tan pedido desde el anuncio de DR2.0, o la inclusión de nuevos coches). Otro punto a destacar en el contenido que está por venir en los próximos dlcs son algunos de los rallyes que ya pudimos encontrar en la primera edición de Dirt Rally, como Montecarlo, Suecia o Alemania. Y no se quedarán ahí, ya que prometen hasta 3 nuevas localizaciones en cada nueva expansión. Estos contenido podrán adquirirse gratis en caso de haber reservado la edición Deluxe o como dlc’s individuales.

    Lo bueno y lo malo
      • Lo bueno
        • Mejoras en el sistema de físicas y gráficos.
        • Conversación con la comunidad para integrar lo que los jugadores piden.
      • Lo malo
        • Algo continuísta con los modos de juego.
        • Podría añadirse el modo foto en las repeticiones.
    Análisis Detalles
    Idiomas
    • Idioma
    • Interface
    • Audio
    • Subtitulos
    Ingresar
    Cargando…
    Regístrate!

    New membership are not allowed.

    Cargando…