Crackdown 3 – Análisis

Sobre Crackdown 3 – Análisis

Anunciado en la conferencia de Microsoft durante el E3 de 2014, Crackdown 3 ha sufrido todo tipo de retrasos sobre su fecha original de lanzamiento establecida en 2016, con un notorio downgrade sobre lo visto en el progreso del juego, y la sensación de que cinco años no han bastado para traer un juego a la altura de las producciones actuales, Sumo Digital y Microsoft presentan uno de los últimos exclusivos de XBOX ONE en la presente generación que, si bien, tiene una propuesta jugable muy divertida, evidencia la necesidad de la compañía de Redmond de emprender nuevos y mejores caminos en lo que a sus exclusivos se refiere.

El juego tiene lugar en la ciudad de New Providence, donde la compañía Terra Nova está aprovechando una crisis de refugiados para llevar a cabo diversas actividades de dudosa moralidad. Nosotros como agentes de la agencia tendremos que hacer valer la justicia a base de disparos y acción frenética. A pesar de que el personaje principal es el agente de nivel 6 Comandante Jaxon al que da rostro el siempre genuino Terry Crews, el juego nos da la opción de jugar este sandbox de la vieja escuela con cualquiera de los 21 agentes que podremos ir desbloqueando a lo largo de la campaña principal. Este es un punto controvertido para un juego que había depositado gran parte de su atractivo en el carisma del ex jugador de fútbol americano. Seguro que más de uno ya se había visto en las botas de Jaxon destruyendo escenarios y generando brutales explosiones mientras escuchábamos la voz de Crews amenizando nuestra partida. Pero para decepción de aquellos que como yo esperaban esto vemos que Jaxon, aunque tiene un papel destacado, tiene menos presencia en el videojuego de lo que me hubiera gustado en un principio.

En cuanto a su jugabilidad, Crackdown 3 es un título que apuesta por una fórmula directa combinando una acción frenética en mundo abierto junto con disparos en tercera persona al estilo más arcade, donde el autoapuntado se produce de manera directa haciendo al jugador centrarse más en las esquivas y el desplazamiento vertiginoso durante los combates, su apuesta es simple pero resulta tremendamente divertida al intercalarse en su modelo de sandbox con otros toques donde brillan las plataformas y suspende la conducción de vehículos.

De su estilo arcade y directo viene también su subida de niveles que da la espalda a cualquier fórmula de roleo dejando todo a su lema “Skills for kills”, “Habilidades por muertes”, y es que en este título el jugador irá subiendo una serie de estadísticas de su personaje como su habilidad con las armas, su agilidad, la habilidad para la conducción, el manejo de explosivos o el combate cuerpo a cuerpo a través del uso de los mismos, cada vez que vayamos derrotando enemigos usando una u otra habilidad iremos ganando unos orbes que irán subiendo nuestro nivel en cada una de las áreas anteriormente mencionadas. La exploración de los escenarios también tiene su recompensa en forma de orbes secretos que nos otorgan experiencia de todos los tipos y los orbes de agilidad que, además, suman un reto para los más completistas que busquen acabar el juego al cien por cien.

Otra de las cosas que hace Crackdown 3 es dar al jugador un elenco enorme de armas con las que equiparse hasta un total de 3 más una granada, estas armas se alejan de cualquier tipo de realismo, optando por dar herramientas divertidas con las que conseguir numerosas bajas de la forma más espectacular posible. A esto contribuye en gran medida la posibilidad de destruir partes del escenario mediante explosiones o poder levantar objetos para arrojar a nuestros enemigos o completar algunos sencillos puzles en sus misiones. Conseguir el total de 24 armas que tenemos en este título no es especialmente complicado, ya que muchas de ellas las van a dejar caer los enemigos a los que nos enfrentamos y otras tantas se van a encontrar en lugares donde se desarrollan las principales misiones del juego. En cuanto a las granadas, vamos a contar con un total de 11 de las cuales algunas solo se van a desbloquear si alcanzamos un determinado nivel en algunas de nuestras estadísticas. Tanto las armas como las granadas responden a diversos tipos de daño como criogénico, laser, incendiarias, químicas, eléctricas o de fragmentación.

Como mencionaba al principio del análisis podremos conseguir jugar con hasta un total de 21 agentes, pero no todos estarán disponibles desde el principio de manera que el jugador tiene que encontrar sus secuencias de ADN repartidas por la ciudad para desbloquearlos todos. El cambiar de un agente a otro no va a repercutir en demasiados cambios en la jugabilidad más allá de los meramente estéticos y dos ventajas por agente en la ganancia de experiencia en según qué facetas, siendo quizás, esta parte la más interesante puesto que elegir adecuadamente puede darnos un plus en el desarrollo de nuestras habilidades.

En su estructura de sandbox, el juego cuenta con una línea principal de misiones donde tendremos que ir minando la capacidad de un total de 9 jefes finales estructurados en tres niveles según su rango a través de completar distintos objetivos repartidos en tres facciones distintas: logística, industria y seguridad. Estas misiones van a ir apareciendo en nuestro mapa de una forma pausada y orgánica en función de nuestro progreso en el juego y nuestra exploración del mapeado, en este punto casi se siente que Crackdown 3 como una experiencia lineal en la forma en la que se nos van abriendo estos iconos representados por colores verdes, morados y rojos evitando que el jugador pueda abrumarse en ningún momento. Conforme vayamos acabando las distintas misiones de cada facción iremos ganando información de cada uno de nuestros objetivos finales hasta que, al llegar al cien por cien, se desbloqueará la posibilidad de asaltarlo dando lugar a los mejores momentos del título, los enfrentamientos contra estos jefes finales. Cada uno de ellos cuenta con un escenario previo donde deberemos de deshacernos de sus correspondientes esbirros para enfrentarnos a él. Los nueve jefes tienen sus propias mecánicas para ser derrotados y, según vayamos subiendo en el escalafón nos van a presentar retos más complicados basándose en su potencia de ataque y el apoyo de unidades secundarias como desafíos para el jugador. En las misiones previas no se encuentran grandes innovaciones en lo jugable donde básicamente tendremos que destruir instalaciones, liberar prisioneros o realizar sencillos puzles a fin de desbloquear un interruptor de pirateo.

Estas misiones de carácter principal se ven acompañadas en el estilo sandbox del juego por otras de corte más secundario como retos contrarreloj donde poner a prueba nuestra agilidad que se irán desbloqueando conforme vayamos subiendo de nivel, premiándonos con medallas que irán del oro al bronce con su correspondiente recompensa en forma de orbes. En Crackdown 3 también vamos a encontrar enormes torres de propaganda en las que tendremos que hacer uso de nuestra habilidad en las plataformas para escalar a lo más alto a fin de piratearlas sustituyendo el mensaje de Terra Nova por otro de la agencia donde el personaje de Crews consigue su única presencia durante el juego, ya que al conseguir piratear estas torres un imponente holograma de Jaxon mandará un mensaje a la población. El diseño de estas torres va progresando en dificultad y en muchos casos nos va a tocar esperar a contar con el nivel suficiente de habilidad para escalar a lo alto de estas, precisamente este apartado plataformero nos acompaña durante casi todo el título, ya que la exploración de la ciudad goza de una gran verticalidad por la gran cantidad de secretos repartidos en este mapeado que nos van a  “obligar” a escalar grandes edificios para alcanzarlos, de esta exploración vamos a obtener las anteriormente mencionadas piezas de ADN de nuestros agentes, notas de audio que complementan la historia principal y orbes secretos. Además, vamos a ir desbloqueando puntos de suministros donde viajar rápidamente de una parte a otra de la ciudad o cambiar nuestro agente o equipamiento. Por último, Crackdown 3 se pega un tiro en el pie con la posibilidad de conducir una serie de vehículos que iremos coleccionando conforme vayamos apoderándonos de ellos, en su manejo se sienten torpes y extremadamente planos sin grandes diferencias en su conducción de un modelo a otro, las carreras a contrarreloj con estos vehículos pasando por distintos checkpoints están presentes en el juego, pero son un incordio que lastran en mucho lo divertido del resto de la experiencia.

El juego posee además, cuatro niveles de dificultad que podremos cambiar en cualquier momento de nuestra partida que irán de más sencillo a más complicado y que son: fácil, agente, superagente o legendario. Las dos primeras dificultades se sienten demasiado sencillas para cualquier jugador con un mínimo de experiencia por los que, la dificultad superagente es la que he elegido para la mayoría del juego, donde en algunos momentos probé la dificultad legendaria. Los cambios en lo jugable de una dificultad a otra no van a ser especialmente notorios, depositando todo su peso en una mayor resistencia de los enemigos, así como un incremento en su daño.

La inteligencia artificial no destaca por su diseño, siendo los enemigos únicamente peligrosos por el gran número de unidades que se despliegan en el mapa. Lo que sí destaca es que cada una de las facciones va a tener distintos tipos de unidades con distintas uniformidades y distintos tipos de preferencias a la hora de ejecutar daño especial diferenciando el daño químico, eléctrico o incendiario. La variedad dentro de estas facciones es suficiente para que cada una de las distintas unidades queden pronto identificadas por el jugador en cuanto a su capacidad de daño, de forma que pronto vamos a saber priorizar qué enemigos quitarnos antes de encima. Esto pasa fundamentalmente porque cada enemigo tiene un pequeño icono sobre su cabeza que nos marca el tipo de arma de la que hace uso, por lo que enemigos como grandes mechas o drones equipados con lanzacohetes van a ser objetivos prioritarios si no queremos ver nuestro escudo y salud mermados rápidamente.

El juego cuenta con la posibilidad de jugar la campaña en modo cooperativo online, para esto podremos invitar a un amigo a unirse a nuestra campaña o nosotros a la suya independientemente del punto de progreso en el que nos encontremos cada uno. Este modo permite a su vez seleccionar con qué agente queremos entrar a la partida ya que poseemos distintas ranuras de guardado tanto para distintas partidas como para distintos agentes. En nuestra experiencia probamos diversas combinaciones jugando por ejemplo con un agente al máximo de sus armas y habilidades y con otro agente recién iniciado, resulta una experiencia muy divertida y flexible pues podemos compartir nuestras armas con otro agente haciéndolas caer al suelo al intercambiarlas por las que dejan caer nuestros enemigos, de forma que un agente primerizo puede verse realmente bien apoyado por otro más experimentado, haciendo de buena puerta de entrada al juego. Además, aquellos orbes que no hayamos recogido en nuestra partida single player podrán ser obtenidos en el mundo de otro jugador, permitiéndonos compartir el progreso de nuestro agente tanto en su mundo como en el nuestro. Aquí hay que hacer dos apuntes importantes, por un lado la dificultad en el modo cooperativo no termina de estar bien ajustada cuando entra un agente muy experimentado desde el principio por lo que nos decantamos desde un primer momento por jugarlo en su modo legendario y por otro, se debe de prestar especial atención a que ranura de guardado escogemos para unirnos a la partida de nuestro compañero ya que corremos el peligro de sobreescribir nuestros progresos en nuestra partida actual.

Crackdown 3 cuenta además, con un modo multijugador online competitivo basado en dos tipos de juego, por un lado tenemos el modo de caza de agentes donde tendremos que matar y coger chapas hasta que uno de los dos equipos de cinco jugadores llegue a 25 chapas, y otro de control de la zona donde iremos obteniendo puntos al conquistar y defender distintas zonas que se irán desbloqueando, esta zona de demolición cuenta con algunas particularidades, en primer lugar la más criticable es que no podremos jugar juntos con otros amigos en la misma escuadra, siendo el matchmaking totalmente aleatorio, por otro los mapeados para estas funciones son zonas con un diseño artístico tipo simulación de un tamaño reducido para fomentar el enfrentamiento entre escuadras de cinco jugadores, el diseño de estos escenarios es muy vertical con grandes estructuras que se pueden destruir y diversos puntos donde elevarnos a gran velocidad para huir de nuestros enemigos. A diferencia de la campaña principal no contamos con todas las armas desbloqueadas y solo vamos a poder elegir entre una pequeña selección de las mismas sin posibilidad de ir ganando nuevas conforme vayamos jugando puesto que no existe subida de niveles, por otro contamos con dos habilidades especiales que son escudo protector e hipersalto que no se encuentran disponibles en la campaña principal. Además, tenemos la posibilidad de ir sumando un porcentaje por muertes o recogida de unos orbes rojos a una ulti que nos permitirá hacer más daño con nuestras armas una vez activado.

Lo más destacable de Crackdown 3 es su apartado artístico, con unos escenarios que mezclan rascacielos y barrios pobres repleto de luces de neón que son de lo más vistosas especialmente por la noche donde nos deja algunos momentos muy resultones, gracias al contraste de sus coloridos carteles y la oscuridad de la noche. Por supuesto, otro de los elementos más espectaculares del juego son sus explosiones y un estilo dibujado que nos recuerda a Borderlands en muchos momentos

El juego llega a España en inglés con subtítulos al castellano con una traducción correcta en sus textos, comentar que si se quiere disfrutar del juego en español se puede obtener la versión latina cambiando la región de la consola si queremos escucharlo. Los menús del juego destacan por sus sencillez y gran amigabilidad con el jugador siendo muy intuitivos en todos sus aspectos.

Como conclusión he de decir que Crackdown 3 es un juego tremendamente divertido y frenético que nos va a dar unas diez horas de diversión en su campaña principal que se pueden alargar con el modo cooperativo, recogiendo los coleccionables y gracias a su multijugador online pero que, desafortunadamente, no cumple con los estándares actuales de la industria siendo un juego propio de la generación pasada. Su coste completo de salida no ayuda a su difusión y la mejor opción es hacerse con el Game Pass en la oferta temporal de dos meses por dos euros para disfrutarlo tanto en PC como en XBOX ONE ya que el juego cuenta con la funcionalidad Play Anywhere.

Avatar
Author Details
Sorry! The Author has not filled his profile.
Análisis
  • Crackdown 3 - Analisis
    DIVERTIDOVeredicto

    Crackdown 3 es un juego tremendamente divertido y frenético que nos va a dar unas diez horas de diversión en su campaña principal que se pueden alargar con el modo cooperativo, recogiendo los coleccionables y gracias a su multijugador online pero que, desafortunadamente, no cumple con los estándares actuales de la industria siendo un juego propio de la generación pasada. Su coste completo de salida no ayuda a su difusión y la mejor opción es hacerse con el Game Pass en la oferta temporal de dos meses por dos euros para disfrutarlo tanto en PC como en XBOX ONE ya que el juego cuenta con la funcionalidad Play Anywhere.

    Lo bueno y lo malo
      • Lo bueno
        • Tremendamente divertido
        • Buen diseño de plataformas
        • El modo cooperativo complementa la campaña individual
        • Su nivel de dificultad legendario es todo un desafío
      • Lo malo
        • La zona de demolición tiene pocos modos de juego y no permite jugar con amigos
        • Estética y gráficamente dela generación pasada
        • Su no traducción al castellano es difícil de entender
    Análisis Detalles
    Análisis Tapa
    Tapa
    Idiomas
    • Idioma
    • Interface
    • Audio
    • Subtitulos
    Ingresar
    Cargando…
    Regístrate!

    New membership are not allowed.

    Cargando…