Doraemon: Story of Seasons – Análisis

Doraemon es un icono en Japón. Con un anime que comenzó en el año 73 y aún sigue vigente con
más de 1000 episodios. En nuestro país tuvo un pequeño paso por Magic Kids en sus últimos años
antes de que la señal desapareciera. Y si hablamos del manga, tenemos que ir, incluso, muchos
años atrás desde el comienzo de su seralización. El merchandising que se consigue en su tierra
natal es descomunal y aunque por estos lados la repercusión fue mucho menor, todo otaku lo
reconoce con sus 50 años aproximadamente desde su origen.
También tiene muchos juegos de plataforma y de RPG, pero ninguno fue localizado en el
occidente… hasta hoy. Doraemon: Story of Seasons es el primer juego de esta franquicia en el
occidente lanzado tanto en Steam como en Nintendo Switch (ésta es la versión que analizamos
gracias a Bandai Namco)

Para poner un poco en contexto de lo que es la historia de Doraemon, podemos decir que es un
gato robot que viene del futuro y vive con Nobita, un chico que se mete en problemas
constantemente con los inventos que Doraemon puede sacar de su bolsillo. Nobita tiene 3 amigos
con los que frecuenta mucho: Shizuka, Suneo y Takeshi.

 

En el juego, la historia comienza cuando Nobita tiene que hacer una tarea en las vacaciones para
entregar en el colegio y decide usar una semilla extraña que encuentra, plantarla y hacer la
investigación en torno a ella. Esta semilla, hace que crezca un árbol gigante como por arte de
magia y desata una tormenta que los arrastra a el, Doraemon y a sus amigos, que había ido a
buscar para que vieran el árbol, a otra ciudad en otro tiempo.
Cuando se despiertan y descubren que están en un lugar que no conocen, encuentra a Ranch, un
niño granjero que les dice que se encuentra en un pueblo llamado Natura, los ayuda y les avisa a
todo el pueblo de ellos.
En este pueblo hay una regla: todos trabajan… incluso los niños. Es por eso que Doraemon, Nobita
y sus amigos van a tener que ayudar en el pueblo hasta que puedan encontrar una forma de volver
a su casa.

 

Los amigos de Nobita rápidamente encuentran un lugar donde ayudar, incluso Doraemon,
quedando Nobita solo sin nada que hacer. Es acá cuando el juego nos da la idea de que
manejaremos a Nobita. Ranch le da como tarea cuidar una granja que esta media abandonada y
después de una larga introducción donde hasta el momento solo se ven escenas animadas o en el
juego donde solo pasaremos líneas de diálogo, comienza el juego.
La historia a partir de ahí pasa a quedar en un plano secundario.


Inicialmente recibiremos una la granja donde tendremos que prepararla, sacando las malezas, las
ramas, rocas, etc. Recibiremos herramientas básicas para poder talar, arar la tierra, romper roca y
una regadera para regar los cultivos y poder empezar con la tarea de trabajar nuestros cultivos.
No solo eso, cuando disponemos de dinero y de materiales suficientes podremos comprar
animales (vacas, ovejas y gallinas), que requerirán su cuidado y que nos darán materia prima para
cocinar alimentos (previamente tendremos que mejorar la casa para que dispongamos de una
cocina, y cocinarlos nosotros nos saldrá más barato que comprarlos en el restaurante. Para cuidar
a los animales se tienen que comprar las herramientas necesarias. Hablando con los habitantes del
pueblo podremos desbloquear otras actividades a realizar, como la pesca y la minería (mucha de
nuestro tiempo ira a ello)


Las herramientas las tendremos que ir mejorando para poder conseguir mejores resultados en
nuestra tareas, como romper piedras más grandes, talar árboles más duros y escavar en suelo
duro para eso requerirán materiales y dinero.
Más allá de todo lo antes mencionado, Nobita tiene una resistencia determinada y no duraremos
mucho tiempo en realizar las actividades que requieren mucho esfuerzo físico. De ahí otra
característica del juego que nos invita a realizar es ir recorriendo el mapa para encontrar objetos
que irán recorriendo, hablar con los habitantes y entablar la amistad con ellos ya que iremos
desbloqueando escenas, tareas y objetivos a realizar.

A medida que el juego avanza… podremos conseguir mejores instalaciones para la granja que nos
darán más diversidad de actividades en la que usar nuestro tiempo del día.
Más allá de que el juego es muy intuitivo, tendremos un tutorial bien explicado para cada nueva
actividad que vayamos desbloqueando.
El juego está dividido en estaciones que no solo aportan diversidad en cuanto a hortalizas a
cultivar por ejemplo sino que también, con un calendario que disponemos, nos señalarán días
festivos del pueblo podemos participar.

Gráficamente hablando el juego es sencillo pero con paisajes muy detallados y coloridos. Los
personajes están… bien, pero con animaciones bastante rústicas. En modo portátil se puede
apreciar todo más bonito que en modo dock.
El juego viene con las voces originales con subtítulos en español, un buen aporte. La música es
linda pero escasa y repetitiva.

Entre tantos juegos basados en manganime que salen últimamente, Doraemon: Story of Seasons
se aleja de la jugabilidad que nos vienen aportando. El juego no es malo, es bastante bueno, de

hecho, en lo que propone pero con una historia que pasa a segundo plano, puede que para los
fans no sea lo que esperan a menos que le gusten muchos los farming games.

Análisis
  • BuenoVeredicto
    Lo Bueno

    + Un juego que te puede dar decenas de horas de diversión con todo lo que ofrece.
    + Escenarios estéticamente bonitos.
    + Audio original con subtítulos en español.

      Lo Malo

      - Historia muy pobre
      - Las animaciones de los personajes son toscas.

        Ingresar
        Cargando…
        Regístrate!

        New membership are not allowed.

        Cargando…