Bleeding Edge – Análisis (Xbox One)

Hace unos años y con la vista puesta en la generación que comenzará a finales de este año, Microsoft comenzó a hacerse con el control de una gran cantidad de nuevos estudios de desarrollo.

Uno de esos estudios, y que particularmente su adquisición fue un verdadero sobresalto dentro de la industria, fue Ninja Theory. Los británicos, responsables de juegos como Heavenly Sword, DmC o Hellblade: Senua´s Sacrifice, fueron precisamente con la secuela de este último, el estudio elegido por Microsoft para acompañar el anuncio del lanzamiento de la nueva Xbox Series X.

Pero antes de que ese momento llegue, Ninja Theory nos trae un nuevo juego, el primero que llega en exclusiva para la empresa de Redmond, y que además supone una incursión en un género en el que no tienen experiencia y en el que además es bastante complicado hacerse un hueco.

En prácticamente todas las noticias o análisis que leamos u oigamos acerca de este Bleeding Edge, aparecerá a buen seguro la palabra Overwatch. El nuevo título de Ninja Theory nos recuerda en muchas ocasiones al juego de Blizzard. En los dos juegos se enfrentan equipos de cuatro contra cuatro, la estética es muy similar tanto en el apartado gráfico, como en los escenarios, incluso los protagonistas de ambos juegos.

Pero Bleeding Edge no es Overwatch. Es un título que buscará su propio espacio, y tiene obvias diferencias con el juego de Blizzard. Aquí, pese a que podemos llamarlo un Hero Brawler, no tenemos nada que disparar, salvo contadas excepciones. En Bleeding Edge, el combate es cuerpo a cuerpo, los dos equipos chocan entre sí en busca de los objetivos de cada partida, y los combates son en la distancia más corta, haciéndolos mucho más frenéticos, ya que en todo momento tendremos alrededor a nuestros enemigos y mientras estemos peleando contra uno en concreto en cualquier momento podremos recibir por cualquier lado, siendo ya probablemente tarde para rehacernos.

Y esa es una de las claves de Bleeding Edge. En este juego, más que en la mayor parte de los juegos similares del género, el equipo es clave. Y no me refiero únicamente a la configuración del equipo, sino al trabajar en equipo y ser un equipo en toda la extensión de la palabra. Transitar en solitario por los mapas, además de ser un suicidio personal, es cortar una de las patas del banco, y dejar muy cojo al equipo, que se las verá en inferioridad a lo largo de toda la partida, y en un título donde la acción tiene lugar en una zona muy concreta del mapa cada vez, esto generalmente significa caer derrotado más pronto que tarde. Por ello jugar con amigos se antoja una gran ventaja, aparte de por el hecho ya de por sí, de jugar con alguien conocido, por las ventajas que nos da a la hora de poder organizarnos.

De lanzamiento Bleeding Edge llega con dos modos de juego. Uno es el clásico de capturar puntos de control. En este modo los puntos de control a capturar, que son tres, son fijos en el mapa, y cada X tiempo estos puntos se activan, aunque no tardan mucho en desactivarse, y no tiene porque ser siempre a la vez, y es cuando deberemos hacernos con ellos. Mientras estamos sobre uno de estos puntos de control, nuestro marcador va sumando puntos, con el objetivo de llegar a seiscientos para hacernos con la partida; y la manera más rápida de lograrlo es hacernos con más de un punto de control de manera simultánea, ya que así el marcador crece de manera más rápida.

El otro modo de juego que se nos presenta, trata de recoger células de energía, y cuando se activen los puntos de recogida, depositarlos en los mismos. En esta ocasión, con cincuenta puntos nos haremos con la victoria, y cada vez que un enemigo nos mate, perderemos todas las células que tuviésemos en ese momento.

En ambos modos, una vez nos maten, tardaremos unos veinte segundos en volver a la partida, y tenemos la opción de hacerlo cambiando de personaje. La muerte, pese a aportar algún punto al equipo contrario, no esta demasiado penalizada en el juego. Este sistema trata de mantenernos con interés en la partida, pero también contribuye a que no tengamos demasiado miedo a que nos maten.

En este género de videojuegos, la verdad que la variedad de modos de juego no es el punto fuerte, y Bleeding Edge no es una excepción, siendo una oportunidad desaprovechada para un estudio novato en el género que podía haber traído ideas frescas. Además se nos presenta la particularidad que una vez que demos a luchar en el menú principal, lo haremos sin saber en cual de los dos modos vamos a participar, ya que no se nos da la opción de elegir.

Pero un elemento prácticamente tan importante como los modos de juego, son los personajes que se nos presentan y el carisma que desprenden. Como era de esperar ya que es lo habitual, los once personajes que tenemos a nuestra disposición se dividen en tres grupos, daño, ayuda y tanque. Como se puede imaginar, no todos están igual de logrados ni tienen el mismo carisma, incluso los tres grupos presentan diferencias excesivamente grandes entre sí, lo que hace que la experiencia de juego cambie como de la noche al día dependiendo del grupo del que forme parte nuestro personaje elegido. Sin ninguna duda, los más valientes y los que más quieran disfrutar del juego, terminaran eligiendo algún personaje del grupo de daño, o puede que del de los tanques, ya que los tres personajes del grupo de ayuda son mucho más débiles que el los de los otros grupos, tienen todas las de perder en estos combates a corta distancia, e incluso dentro de los tiempos de carga previos a nuestra partida se nos recomienda que estos personajes sean nuestro primer objetivo para evitar que vayan sanando a sus compañeros de equipo.

Cada uno de estos once personajes, con su propio lore, que podemos leer en el taller, donde además podremos modificar tanto nuestros ataques como el aspecto, tienen 3 habilidades especiales, que se activan apretando un gatillo y los botones B e Y. Cada una de ellas tienen un pequeño tiempo de recarga, para evitar que las usemos sin control, aunque no deberemos esperar demasiado para que se recarguen. Sí que deberemos esperar más para poder utilizar la habilidad definitiva (ultimate) de la que dispone cada personaje. En realidad poseen dos de estas habilidades, pero antes de cada partida tendremos que elegir cuál de las dos vamos a utilizar en la partida que tenemos por delante.

Lo que también vemos en la pantalla de selección de personaje, es cuales eligen nuestros compañeros de partida, y cual nos recomienda el propio Bleeding Edge, para así lograr una escuadra equilibrada, y teniendo en cuenta que no podemos repetir personaje dentro del equipo.

El sistema de combate funciona bien, mezclando los combos a realizar pulsando varias veces el botón X, unido a la utilización en el momento exacto de las diferentes habilidades que caracterizan a cada personaje. Pero no solo golpeando es como vamos a ganar, casi tan importante como el golpear en el momento adecuado lo es la esquiva. Dominar la técnica que nos hace esquivar golpes resulta también fundamental, y realizarla es bastante sencillo, ya que únicamente con un gatillo además de seleccionar el lado hacia el que queremos dirigirnos podemos esquivar el ataque de un enemigo. Aunque estas esquivas están limitadas, y una vez completemos el cupo, hay que esperar a que se recargue la barra que hay para tal efecto. También se nos ofrece un sistema de apuntado, aunque a veces entre tanto movimiento en pantalla realmente no sabemos muy bien contra quien estamos peleando exactamente.

Y como suele ser habitual, lo más difícil de controlar es el Parry, ya que lograr acompasarlo con el momento exacto del ataque rival es muy complicado, y más teniendo la posibilidad de recibir más de un ataque simultáneo. En general el combate aunque como es normal cuesta dominarlo, se siente bastante justo, y muy logrado, dando una buena sensación de realismo.

Aparte de todo esto, el juego no ofrece mucho más. Además del taller donde hacer alguna modificación, ya sea mejorar algun movimiento o modificar nuestro aspecto, etc… tenemos una zona de entrenamiento, donde encontramos una serie de tutoriales, y el dojo, donde practicar movimientos y probar a los diferentes luchadores.

Sin duda uno de los principales debes de Bleeding Edge, son los tiempos de carga, y lo que nos cuesta en determinadas ocasiones encontrar partida o que se complete el equipo, aunque debido a las circunstancias que se están dando en todo el mundo estos días cercanos al lanzamiento del juego, se pueden entender o justificar ciertos problemas, aunque habrá que estar atentos a su evolución. Por lo demás el juego funciona sin excesivos problemas, y personalmente no he notado ni ralentizaciones, lag o ningún otro tipo de problemas.

Como decíamos al principio, tampoco el apartado grafico ni el sonoro aportan nada nuevo al género. El primero presenta ese estilo cel shading que como anteriormente referíamos recuerda a Overwatch, y también el mundo futurista que nos acerca. En cuanto a lo sonoro, sin melodías especialmente memorables, el juego se presenta con voces en inglés, y completamente traducido al castellano, aunque de vez en cuando se cuelan algunos textos sin traducir.

Bleeding Edge es la apuesta de Ninja Theory por adentrarse en el mundo del multijugador. El juego presenta algunas buenas ideas, pero como suele pasar en este estilo de juegos, en su lanzamiento nos llega algo escaso y serán tanto el tiempo, viendo como Ninja Theory apoyará a su juego, como la aceptación por parte del mercado de jugadores, los que decidan el futuro del juego en un género en el que es complicado hacerse un hueco. Y aunque no presenta ninguna novedad excesivamente reseñable, el momento en el que le ha tocado ser lanzado puede que le suponga un empujón muy favorable en lo que será su futuro.

Review
  • POCO ARRIESGADOTotal Score
    PUNTOS POSITIVOS

    + El sistema de combate esta muy logrado
    + El juego funciona de manera muy solida

      PUNTOS NEGATIVOS

      - Llega con pocos modos de juego
      - Los mapas se sienten bastante vacíos

        Leave a Comment

        Estamos en Vivo!
        ¡Cuanto Pochocolo!
        Login
        Loading...
        Sign Up

        New membership are not allowed.

        Loading...