Análisis Separation (Playstation VR)

Separation es uno de esos juegos que es difícil saber a qué género pertenece. El estudio Recluse Industries nos trae esta pequeña obra de arte, el cual nos adentra en un mundo único, que gracias a la inmersión de la Realidad virtual pone a prueba nuestros sentidos en esta experiencia casi sensorial. 

Si tuviera que decir que tipo de juego es Separation, diría que es una experiencia de exploración y puzles bastante pausada. En Separation Pasarás toda la aventura explorando viejos edificios en ruinas y grandes arquitecturas en un mundo abierto y árido. Nuestro objetivo principal es unir monolitos de cristal con un haz de luz que te mostrarán el camino, estos cristales inmensos se deben ajustar y mover en cada zona con pequeños puzles y misteriosos enigmas.  

Jugaremos en primera persona y nuestras acciones serán muy limitadas, caminaremos con la ayuda del único controlador admitido, el  Dualshock  y ayudados por el Head tracking (movimiento de cabeza). Con el botón X interactuamos cuando estemos delante de objetos que podamos usar, solo eso, no hay más. Tengo que decir que he tenido problemas con dichos objetos, pues no se accionan todo lo bien que deberían, perdiendo tiempo en ir probando y colocandonos hasta que funcionan.  

Si eres un habitual de la VR y estás acostumbrado a los mareos (cinetosis), te recomendamos que a través del menú aumentes la velocidad de movimiento que se nos antoja muy lenta. Más adelante conseguiremos vehículos, pero la premisa será la misma, guiar el haz de luz a través de los monolitos de cristal y así abrir el camino hasta el final de la historia.  

Martin Wheeler es el creador del juego, él solo ha tardado 4 años en desarrollar y ofrecernos esta obra de arte que, según él, ahonda en la soledad, oscuridad y depresión. Si he de ser sincero yo tan solo he sentido soledad.  

LA HISTORIA  

En este tipo de juegos introspectivos, la historia es abstracta. Nos despertamos en una gran cámara y a través de unos susurros enigmáticos nos tendremos que abrir paso hasta resolver la aventura. No puedo decir mucho más de la historia, pero en este tipo de experiencias para según qué persona tendrá un sentido diferente, por lo que cada jugador vivirá la suya propia. A lo largo de la aventura iremos recogiendo unos coleccionables repartidos por el mapeado, que se llaman Dolores y que son necesarios para terminar y entender la historia, no son difíciles de encontrar, pero nos obligará a recorrer cada centímetro del mapeado.  

GRÁFICOS  

Gráficamente el juego no luce sus texturas como debería, están a baja resolución y muchas veces, vemos inmensos polígonos delante de nosotros, no es un juego feo, en su conjunto Separation luce de maravilla, gracias a un diseño artístico sobresaliente y sobre todo al trabajo que hace con la iluminación. Me he quedado embobado mirando cómo la luz de la luna rompe el cielo mostrándome una estampa espectacular. Sin embargo, en las cortas distancias Separation pierde muchos enteros, en las zonas interiores no destaca tanto como en los paisajes exteriores.  

Mirando hacia el horizonte y viendo todo lo que nos rodea, el juego logra atraparte, la inmersión es total gracias a la Realidad Virtual, el mundo creado te hace sentir pequeño y la sensación de soledad es absoluta.  

MÚSICA Y LOCALIZACIÓN  

Vector–Lovers és el compositor de la música, que está a un nivel sobresaliente, aunque es una pena que no nos acompañe durante toda la aventura, porque lo único que escuchamos es el viento, nuestros pasos y el silencio de la soledad, aun así, en momentos puntuales escuchamos fragmentos musicales a medida que superamos los desafíos, creándose momentos bastante épicos. El sonido ambiente, los susurros y demás efectos cumplen sobradamente.  

El juego tiene voces en inglés y subtítulos en castellano, algo que se agradece para poder entender la historia, aunque la localización del castellano es bastante pobre. Mención especial a la implementación de los subtítulos que están perfectamente integrados, se ven claros y nítidos.  

CONCLUSIÓN  

Gracias a Playstation VR nos metemos dentro de un falso Sandbox, ya que el juego te lleva de la mano constantemente, la inmersión es total y gracias al diseño artístico que muchas veces nos recuerda a Shadow of the Colossus de Fumito Ueda, afrontaremos la historia que nos quiere contar Martin Wheeler, inspirada en su lucha contra los sentimientos de pérdida y depresión. Me he encontrado muy solo al afrontar la aventura y dada la ambigüedad de la historia habrá personas que vean cosas que yo no he visto ni sentido. Pero la experiencia es divertida gracias a la sensación acción/recompensa y a la resolución de puzzles no muy difíciles, lo que hacen que quieras seguir hasta el final. Su belleza gráfica a largas distancias y su música crean una inmersión magnífica. Nos hubiera gustado un poco más de trabajo en las texturas y mejor implementación de los objetos interactivos, que a veces te hacen estancarte sin saber muy bien por donde deberíamos seguir. 

 El juego se puede superar en dos horas una vez aprendes su mecánica, a mí me ha costado bastante más. Separation es una aventura muy pausada que necesita de toda tu atención para poder disfrutarla, te has de rendir a sus reglas, estamos en un mundo que intenta jugar con tus sentidos, crearte sensaciones que, en mi opinión, lo consigue a medias. Martin Wheeler ha creado esta pequeña obra de arte que te puede gustar o no, pero que no dejará indiferente a nadie. En la Store de PlayStation está a un precio de 14,99€ que aun estando a precio muy asequible, seguro que en alguna oferta bajara un poco más, facilitando poder disfrutar de este introspectivo juego de Realidad Virtual.  

Por último, decir que lo he jugado en PlayStation 4 Pro y no he tenido ningún problema con el Tracking, que es un punto débil del dispositivo en estos juegos de movimiento libre 

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…