Análisis Curse of Anabelle

Por mucho que nos guste pasar miedo en los juegos de terror, siempre nos gusta que nos cuenten una historia interesante. Una historia en la cual adentrarnos un poco más en ese universo en el que vamos a pasarlo mal durante unas cuantas horas. Este es el caso del estudio Rocwise Entertainment que nos propone Curse of Anabelle, una historia de aventuras, terror y puzles en perspectiva de primera persona en la que se intenta primar la narrativa.

El misterio de una muerte anunciada

Curse of Anabelle nos lleva hasta la misteriosa muerte de Anabelle, una niña de nueve años cuya causa de la muerte no ha podido ser evidenciada aún, solo se sabe que ocurrió dentro de los terrenos de la Mansión de los Ramsey en Bouder, Colorado. Tras este trágico suceso, la hermana mayor de Anabelle, llamada Emily, empieza a comunicarse extrañamente con su hermana por medio de sus sueños. Tras estos primeros episodios Emily relaciona este hecho por el trauma causado por la pérdida de su hermana menor. Es entonces cuando estos sueños se intensifican y ve claro que el alma de su hermana ha quedado atrapada en el purgatorio, y necesita de su ayuda. Emily, a partir de aquí, investiga el pasado de la Mansión Ramsey donde fallece su hermana y le cuenta todo lo ocurrido a su novio y protagonista de nuestra historia llamado Nathan. Nathan en un primer momento no le presta demasiada atención a Emily hasta que esta desaparece investigando en la Mansión de los Ramsey. Temiendo por su vida Nathan acude a la Mansión en busca de Emily y tratará de resolver los misterios que rodean a esta mística casa llena de ocultismo y horrores. Una historia que en un principio se nos presenta interesante pero que va decayendo conforme vamos avanzando en nuestro periplo.

 

“En la Mansión de los Ramsey nos espera alguna que otra sorpresa… y horrores”

Curse of Anabelle es un juego donde prima la exploración de los escenarios. La Mansión de los Ramsey es un lugar lleno de estancias y de habitaciones donde acecha el mal, y que se comunican unas con otras en su mayoría, por lo que en alguna ocasión podemos sentirnos algo perdidos. Algunas salas estarán abiertas y podremos pasar sin problemas y otras, en cambio, debemos buscar la forma de entrar, a través de unos sellos que hay en las puertas. Para dar con los sellos debemos de buscar una moneda antigua y dos objetos relacionados con ese sello para que mezclándolos podamos resolver el sello y entrar.

Todo esto puede parecer algo confuso, y lo cierto, es que lo es, sobre todo en un principio. Pero vayamos por partes. El objetivo en la Mansión será el de limpiar y eliminar todo el mal y los demonios de todas sus habitaciones. Para resolver estos sellos y saber que objetos necesitamos, los cuales están repartidos por las diferentes habitaciones de la mansión, nos ayudaremos del libro de Elaboración, el cual nos especifica que elementos necesitamos para cada uno de los sellos que hay en las puertas de la Mansión. El juego suele facilitar en parte la labor, ya que siempre nos suele dejar un objeto relacionado con ese sello cerca de la puerta donde deberemos de hacer la elaboración de ese sello. Una vez solucionado el sello y abierta la puerta pasaremos a una habitación donde presenciaremos una especie de ritual con velas en el suelo y que deberemos de solucionar con el libro de Salomón para resolver el ritual para eliminar el mal y los Demonios de cada habitación.

 

“El libro de Elaboración nos será útil para saber que elementos se deben mezclar con cada sello, aunque si contamos con los tres elementos se inicia la elaboración automáticamente”

La Semilla del Mal

Estos rituales que nos encontraremos en las diferentes zonas de la casa nos llevarán a un enfrentamiento con un demonio que deberemos de derrotar, a través de unos QTE, no muy bien llevados a la práctica, por cierto, y de los que hablaremos más adelante. Una vez eliminamos a los enemigos “limpiaremos” la maldad de la habitación en cuestión y se quedará iluminada de un color. Cada habitación tiene un color diferente. Estas habitaciones nos servirán para manipular el tiempo del pasado al presente con pulsar una tecla, pudiendo así explorar la casa para encontrar objetos que solo se pueden encontrar en el pasado o en el presente, y que nos serán imprescindibles para poder resolver ciertos sellos. Podremos volver al pasado con nuestro poder otorgado pulsando la misma tecla asignada en cualquier momento, es decir, no hará falta pasar por esas habitaciones de nuevo para volver del presente al pasado, pero ojo, porque no estaremos solos en el pasado y tendremos que estar muy atentos cuando exploremos las diferentes estancias, ya que una bestia nos perseguirá por toda la casa y si nos atrapa, se acabó la partida, y solo estaremos a salvo en las habitaciones donde realizamos el ritual.

Toda la Mansión cuenta con numerosas zonas de iluminación, velas y lámparas, pero casi todas estarán apagadas, por lo que prima la oscuridad en casi todas las estancias del juego. Para iluminar las zonas contaremos con el conjuro de la luz de David que nos permitirá iluminar todas las zonas por un breve período de tiempo, además de podemos utilizar esta luz de David como arma para acabar momentáneamente con la bestia que nos persigue. Eso sí, hay que tener en cuenta que este medidor le lleva un tiempo para poder recargarse y volver a utilizarse por lo que hay que estar atento para ver cuando es mejor utilizarlo.

“El sistema de conversaciones es algo flojo pero aporta variedad a la aventura”

A lo largo de la aventura nos encontramos con numerosas notas que nos irán llenando de información sobre sucesos que ocurrieron y que podremos leer, en cualquier momento, en nuestro tercer libro, el libro de David Ramsey. También hay varios momentos en los que la voz de Emily, nos hablará y mantendremos cortas conversaciones en las que podremos escoger una respuesta. En cada conversación tendremos la posibilidad de escoger dos respuestas de las cuatro que nos propone, aunque resultan algo prescindibles, pues no aportan mucho de relevancia a la trama, pero que dan algo de variedad.

Con el demonio adecuado cualquier infierno es perfecto

Uno de los aspectos que no me han convencido mucho es su jugabilidad. No por el movimiento y control del personaje que cumple, sin muchos problemas, pero que a la hora de los QTE de los combates contra los demonios no son del todo efectivos en la práctica. Cada demonio necesita de cinco o seis golpes para ser eliminado y para ello deberemos acertar con la tecla en cuestión que nos marque durante un breve periodo de tiempo en la pantalla, eso sí, y aquí es donde viene el problema, deberemos de coordinar los movimientos de esquiva para no ser tocados por los poderes que lanza el Demonio a la vez que ejecutamos los botones que nos indica el juego, para atacarle mediante conjuros nosotros a él. Esto no sería un problema si los botones de los QTE no fueran teclas como F, Q, R o E, ya que los botones con los que nos movemos serán los utilizados como en casi todos los juegos de primera persona con teclado y ratón, W, S, D, A. Enlazar una esquiva y ejecutar el QTE nos puede llevar a desesperarnos en más de una ocasión, sabiendo que además de un golpe que recibamos morimos y deberemos cargar de nuevo la partida desde el último punto de control que será desde el inicio del ritual, por tanto, deberemos buscar de nuevo el ritual en el libro y volver a enfrentarnos al susodicho demonio.

“Los enfrentamientos con los enemigos son simples y poco prácticos a la hora de vencerlos, en más de una ocasión nos van a desquiciar”

Otro de los aspectos que no me ha terminado de gustar, es que al pasar por ciertas zonas que anteriormente hemos pasado ya, vemos que hay objetos que antes no estaban, por tanto, se van dejando conforme vamos avanzando por las diferentes habitaciones, por lo que es preciso seguir cierto orden. Al haber muchas habitaciones no hubiera estado de más que nos hubiera dejado explorar y escoger que puertas y sellos utilizamos primero y cuales después, y no poner los objetos posteriormente.

Curse of Anabelle visualmente el juego es sencillo, en el que se ha utilizado el motor Unreal Engine 4, y que cumple como la obra de bajo presupuesto de la que se trata. Hay ciertas zonas con niebla y con texturas que parpadean en la lejanía, y que, junto con algún pequeño bug, como por ejemplo, objetos que recogemos y se siguen quedando ahí no hay mucho más que añadir, y que seguro se irán solucionando estos pequeños problemas con alguna actualización.

“El juego luce bien y cumple en general pero con algún problema que otro en sus texturas”

El cuanto al sonido también nos encontramos con sonidos que desentonan de vez en cuando con subidas y bajadas de tonos que más que acompañar entorpecen un poco la experiencia sonora. Cuenta con alguna buena melodía y también con algún que otro sonido desquiciante que hará sobresaltarnos en alguna ocasión. El juego viene con voces en inglés y con textos en Castellano.

En definitiva, Curse of Anabelle es un videojuego que no termina de explotar ninguna de sus facetas creativas, pero entretiene mientras dura sus 4 – 5 horas. El sistema de abrir puertas a través de los sellos resulta innovador y cuenta con una historia que engancha en sus inicios pero que termina por diluirse en su tramo final. Además, su jugabilidad sobre todo en el sistema de combate no ayuda a mejorar el conjunto final que acaba por no enganchar por culpa de combates repetitivos y poco prácticos.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…