Análisis 198X – Switch

¿Recuerdas cuando tu mayor deseo del día era ir al salón recreativo de tu barrio o pueblo, sumergirte en otros mundos y desaparecer de este planeta durante un tiempo por tan solo 25 pesetas? Pues esto es lo que nos ha traído Hi-Bit Studios con 198X, una aventura creada desde una narrativa visual, un apartado musical excelente y una parte jugable que cohesiona todo en un viaje revival muy recomendable.

Somos Kid, un adolescente que como todos en ese periodo de nuestra vida, vaga por su ciudad o barrio pasando las horas del día como si no tuvieran valor. Pero por suerte para nosotros encontramos un salón recreativo. En su interior podemos observar la amplia gama de tribus urbanas de la época, y todas confluyen en ese salón como si de un santuario se tratase. En él comienza nuestra aventura por varios de lo más icónicos videojuegos de la época. No te voy a desvelar todos ellos, porque si lo hiciera te estaría arrebatando parte del encanto de 198X, pero sí te puedo decir que son 5 y también que estilos toca.

Tenemos un beat’ em up, muy sencillo, pues solo utilizaremos el golpe básico, salto, el agarre y el golpe especial. Nada más, pero cada uno de estos pequeños momentos de juego van acompañados de la narrativa de Kid, y realmente están trabajados a nivel visual.

Ahora nos tocará un matamarcianos, muy bonito, rápido y sencillo, aunque ojo, no tendremos más que una vida y si perdemos tendremos que comenzar desde el principio. Podremos mejorar varios aspectos de la nave durante la partida, como su velocidad, poder y tipo de disparo. Cuidado con el jefe final.

El tercero es un juego de coches, y ahí lo dejo, puesto que si digo más automáticamente sabrás al título que me refiero. Mucha narrativa tenemos aquí en su parte final, pero es muy placentero volver a poner las manos sobre el volante de ese coche, más aun cuando esa narrativa que os comento se funde con el cambio de día a noche y esa conjunción nos revela un paisaje tan bello.

Llegamos al cuarto y aquí las cosas se ponen más duras. Este juego es el más difícil de todos y el más largo, por habilidad más que por tiempo, y su género es un endless runner. Ninjas, velocidad y saltos es todo lo que hay aquí, aunque su jefe final no es del todo complicado, sí que se disfruta la inclusión de varias fases seguidas, dotando a este juego en concreto del más completo. Aquí podrás morir y empezar desde la fase en las que has muerto y no desde el principio, algo que muchos agradecerán.

Y llegamos al juego final, al que más me ha impactado, más recuerdos me ha traído y el que me dio ganas de buscar el original jugarlo. Este último juego es un dungeon crawler y a más de uno que no lo conozca se le vendrá a la mente cierto capítulo de Stranger Things. En el juego tendremos que buscar y acabar con 3 dragones, enfrentándonos a varios enemigos, no mucho porque son solo 3 tipos diferentes, con tres ataques que afectarán de manera desigual a cada uno de esos enemigos. También los dragones son diferentes y son vulnerables a distintos ataques cada uno. Dispondremos de una opción de cura, que nos dará más tiempo para permanecer en el laberinto en el que estamos buscando a esos dragones. Si morimos no pasa nada, y volveremos al inicio sabiendo ya que parte hemos caminado del laberinto y además, según vayamos acabando con enemigos iremos subiendo de nivel, aumentando nuestros ataques y salud. Todo un señor juego para el final de una preciosa historia que nos recuerda nuestros años mozos.

Un apunte antes de continuar con la conclusión de este 198X, y es que este título fue financiado en KickStarter y por desgracia ofrecía unos extras si llegaban a una financiación mayor que comprendían un modo galería de ilustraciones y un capítulo extra llamado “El Extraño” donde se nos contraría otra historia más. Por desgracia no se llegó a esos montos indicados y nos quedamos sin esas dos posibilidades tan interesantes.

Pero después de todos estos minijuegos, juegos e historia llegamos al final y algo interesante es que podemos volver a jugar cada juego de manera individual y así matar las ganas de más de estos geniales títulos clásicos. Y para darle más misterio a este título, cuando lo terminamos aparece algo llamativo y es una pantalla de “continúe”, que si bien terminar 198X no nos deberá de llevar más de 1 hora y algunos minutos, nos invita a pensar que puede que tenga alguna expansión o secuela.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…